Los clientes diseñan el nuevo modelo de cajero de La Caixa
2012-11-16

La Caixa, la entidad con más cajeros automáticos, ha empezado a instalar ya su nuevo modelo de máquina, diseñada por sus clientes a partir de las respuestas a una encuesta realizada entre más de un millar de usuarios. Un cajero más funcional, accesible pero también moderno y con más posibilidades es el resultado de las sugerencias que ha recogido la entidad financiera.

Para ahorrar tiempo y evitar alguna que otra cola, el cliente de La Caixa podrá configurar las opciones que le ofrece el cajero de acuerdo con sus operaciones habituales. De esta forma, le aparecerán en pantalla automáticamente todos los servicios que emplea habitualmente. El cajero será más accesible, con una altura única y la pantalla inclinada, pero a la vez más fácil de usar al agrupar acciones y señalizarlas mejor. El teclado, además, será más grande, y el estante para apoyarse, más amplio.

Los clientes de La Caixa también indicaron que los nuevos modelos debían incorporar sistemas compatibles con otros dispositivos, por ejemplo el móvil. Incluirán también lectura de tarjetas sin contacto, seguridad biométrica (consistente en la identificación por las venas de las palmas de las manos) y comunicaciones bluetooth. Los cajeros dispondrán de un escáner que permitirá la lectura de códigos de barra y de teléfonos móviles. El usuario tendrá la posibilidad de enchufar unos auriculares si tiene dificultades para ver. Otras mejoras están asociadas a la seguridad. El nuevo cajero incorpora, por último, un buscador para hallar los servicios que ofrece la entidad financiera. Bastará con introducir las palabras clave.

La Caixa prevé que en cuatro años se instalen 4.000 unidades. Ahora la entidad tiene 8.113 cajeros que pueden atender al cliente en 15 lenguas.